miércoles, 6 de agosto de 2014

FELL IN LOVE

Una tiene sus debilidades, y se enamora. Siempre de imposibles. En efecto, hoy os voy a hablar de mis amores de verano:

-MALDITOS SHIRT DRESSES, y sus derivados. Estoy obsesionada.










Nº21 DID IT FIRST


-MALDITA HAUTE-COUTURE. Vale, tengo que reconocer que poco tiene que ver con el verano este romance, es algo más duradero y consistente... No os iba a dejar a medias, y aunque Dior me ha reconquistado, debo hacer un par de menciones a...

Enamorada del black&white made in Valentino, en sandalias. Un renacimiento. En el bosque.


Enamorada de Jean Paul Gaultier, de él y de sus creaciones. Por favor, deja de incitarme a entrar en un burdel parisino (de los malos, que también los hay)


Lagerfeld, a tí también te quiero, y el toque leggings (barriobajero) bajo las eternas chaquetas de tweed, oscilando entre el burdeos, el gris oscuro y el blanco, me emociona tanto como me desconcierta. En cuanto a  Armani o Giambattista Valli... es Haute-Couture.



-MALDITA COPENHAGUEN FASHION WEEK. No es justo que me quieran hacer despedirme de la temporada estival tan temprano, recién entrados en el agosto madrileño. La moda del norte ya se había abierto paso hasta mi corazón (mi armario, y el de mi madre, está rebosante de prendas de COS y sus aliados); a día de hoy, lo ha robado:
 ¿Chalecos, maxi dresses, plisados y vaporosos, blazer a modo de vestidos, colores neutros, minimalismo y... shirt dresses (stop it!)? FONNESBECH como aperitivo. En cuanto acabe, REVIEW (By Malene Birger y Ganni a la vuelta de la esquina...)



BESOS!!

P.D.: quiero ser Keira Knightley en Begin Again (y fuera de la peli también)
P.D.D.: quiero un tench de verano. Largo. Larguísimo. Como en Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario