lunes, 21 de julio de 2014

DIOR HAUTE COUTURE

RAF SIMONS.
Este es el resumen de la temporada Alta Costura que como es costumbre tiene lugar en París por estas fechas. Para los que hablan de la muerte de este género, aquí está Raf para resucitarlo. Y para aquellos que lo consideran puro espectáculo, aquí está Raf para que nuestros ojos no puedan despegarse de sus creaciones.

Sin desmerecer al resto de grandes que temporada tras temporada nos devuelven la ilusión Haute Couture, veamos (y comentemos) el vídeo del desfile de Dior.







Se trata, claro está, de un desfile dividido en momentos (no en fases sino en momentos). Momentazos. Porque empieza con un gran momento alta costura: un baile de meninas, una especie de despedida de una primavera prolongada (el verano de la baja normandía francesa más bien, sobrevolado constantemente durante la guerra , cuna de Christian Dior), que abre sus puertas a un crudo invierno, pues las combinaciones de negro y colores pálidos, por mucha flor bordada y pedrería que lleven (como las que inundan las paredes del espacio que acoge la colección), nos infuden frío, un frío que quema, como los stilettos curvados (muy Simons) que parecen llamas a los pies de las modelos. Más aún teniendo en cuenta la temperatura exterior (museo Rodin).
Porque continúa con otros grandes momentos, todos en el tono New Look, cuyo precursor fue el mismísimo Monsieur Dior. "Past Modernity" lo titulan desde Style Bubble (http://www.stylebubble.co.uk/style_bubble/2014/07/past-modernity.html), y creo que no hay un encabezamiento mejor. Los estilismos dos piezas bien ceñidos a la cintura (seña de la Maison), aunque en pastel, no podían tener más aires futurísticos; alta costura para la mujer moderna. Y los largos manteaux lanzan un mensaje alto y claro: no ya que la alta costura se esté acercando a la calle, sino que es la mujer actual la que puede acercarse a la alta costura. Vale, quien pueda permitírselo, pero sí es cierto que muchas de nosotras tenemos hoy ocasiones de ponernos nuestras mejores galas, y bien podríamos inspirarnos en lo que Raf nos ha traído para esta próxima temporada.
Por eso cuando llega el momento minifalda nadie se sorprende; nadie censura. Artesanía y savoir-faire, cortes limpios, formas Dior. Para aquella señorita que asiste a un cóctel tras una bonita inauguración de una galería de arte al borde del Sena en París (c'est la vie). Y todo ello no resta haute-couture al asunto.
En Fashionisima nos adelantaban cuál sería una posible elección red carpet de Marion Cotillard: la menina (http://fashionisima.es/2014/07/08/marion-y-jlaw-se-vestiran-de-meninas-en-la-red-carpet-season-dior-hautecouture/ ). Yo, en cambio, apuesto por uno de los vestidos finales de la colección, sencillamente maravillosos, el momento "todo en uno" del desfile.
BRAVO RAF SIMONS!

c'est déjà l'hiver dis-donc?






No hay comentarios:

Publicar un comentario