martes, 4 de marzo de 2014

MILAN rumbo 2015

LA MEJOR TEMPORADA ITALIANA EN MUCHO TIEMPO. Así sea.
Lo tiene todo, todo, todo. Igual que me quejaba de Nueva York... hoy alabo a Milán.
¿Por qué?
1. Porque los desfiles de Dolce&Gabanna nunca decepcionan. Y no es de extrañar que nos cuenten un cuento... ¡cuando hacía tiempo que venían haciéndolo!



2. Porque no pierden su identidad, mientras dictan tendencia. ¿Qué os decía de los ponchos, el black&brown, las botas de media caña y los cuadros?


PUCCI. ponchoooo

ETRO. Cuadros étnicos.

FAUSTO PUGLISI. Fiesta.

FENDI. Me quiero meter dentro de esa capucha



GUCCI. Esas botas ya son todo un clásico... y juraría que esas fueron mis primeras gafas, allá por los 90...


SALVATORE FERRAGAMO. No words.


Puede que esta no sea la temporada estrella de Miuccia Prada (a mi personalmente no me "llama"), pero no deja de ser ella. A Cavalli le ha gustado mucho el "arty", y a mí no tanto, pero no deja de sorprender. Por su parte, nos guste más o menos, Marni lo ha confirmado: abrigos peludos y coloridos para todas. Ni que decir de Donatella o Armani... Aaaay, yo que me pondría todos y cada uno de los conjuntos de Nº21 o Blumarine (son el TopShop y el Isabel Marant italianos, ¿sabíais? Porque yo lo digo).

3. Porque, antes de llegar a París, puedo declarar cuales son hasta ahora mis colecciones preferidas: FERRAGAMO y GUCCI. Y la más divertida... VIVA JEREMY SCOTT PARA MOSCHINO. 




MUY BUEN SABOR DE BOCA. Y no como en Nueva York, de quien ( ¿quién? una personificación en toda regla) Suzy Menkes escribía: "The New York season closed with few remarkable memories".


¿El street-style? Original cuanto menos. 


Caroline de Maigret a la italiana

Cartera y mochila, dí que si.

Yo tuve esos pantalones campana, lo juro.
Anna Dello Russo, ¿quién sino?

No hay comentarios:

Publicar un comentario