viernes, 31 de enero de 2014

HAUTE-COUTURE

No quería irme a Roma (sí, me voy a Roma en unas horas!) sin comentar con vosotros... cuatro vestidos. Podrían ser veintisiete, como la película, pero he querido pasar un buen filtro por Vogue.fr, que nos trae como nadie la Haute Couture de la capital francesa.

No soy de Elie Saab ( y mucho menos de Zuhair Murad). Nunca lo he sido. No es mi estilo. Admirable, pero ni sobre la alfombra roja me pondría uno. Salvo este. Un vestido que convierte a una dulce niña (rubia tenía que ser) en "Maléfica", la eterna enemiga de la Bella Durmiente. ¡Quiero!


Madame Butterfly, encarnada por Dita Von Teese (aunque yo me quedo con la versión Joan Smalls), y no por Puccini, si no por Gaultier. Sabéis que me encanta su trabajo, y aún más cuando mezcla drama y cabaret. Me recuerda a cierto vestido de Fausto Puglisi para Emmanuel Ungaro que en su día comenté... En cualquier caso, estamos en temporada de mariposas.


Suavicemos tonos, con Chanel. La vida de Karl Lagerfeld es una ironía: riéndose de esta moda de las deportivas (sobre todo cuando te plantan esa versión delux en Dior; la colección de Raf Simons me encanta, pero esas bambas... no), con sencillez (o no tanta, dado su precio). Una mujer que se pone un chándal es una mujer que ha perdido el control sobre su vida, nos dice el maestro. De acuerdo. A una mujer que sabe conjuntar unas deportivas, no se le escapa una. Cinturas de avispa y puesta en escena... chapeau!


La cosa va de bailarinas (Viktor&Rolf?) y de clásicos, de la ópera pasamos al ballet. A pesar de la poco afortunada elección de Katy Perry... este Valentino es una maravilla. Notas musicales bailando.


¿Cuáles han sido vuestros vestidos Alta Costura "fétiche"? Amuletos de la suerte... 
Nos vemos a la vuelta!




lunes, 20 de enero de 2014

AWARDS SEASON... y otros

Se ha pasado la fecha para subir looks navideños e imágenes festivas, ¡culpa de los exámenes! No mía... Aunque cueste creerlo, me ha costado sacar un hueco para las rebajas, y más aún para escribir una entrada-recopilatorio. Porque nos encontramos en temporada alta, ¡señores! Fin del pre-fall, pasarelas masculinas, campañas primavera-verano, alfombras rojas, compromisos matrimoniales, viajes bloggeros y... ¡Alta Costura! Silencio. Basta con decir que Anna Wintour ya tiene Instituto propio.
Sí, para empezar, y nos guste o no (a mí, desde luego, sí), el Constume Institut del MET ahora se llama Anna Wintour Institut. ¿Qué objetar? Una de las mujeres más poderosas del mundo, poseedora de un estilo atemporal, amiguísima del Kaiser de la moda (y de todos cuantos le siguen), principal promotora de la anual gala benéfica y de las últimas remodelaciones de este espacio... Lo merece. Estoy deseando saber qué nos deparará este año homenajeando a Charles James. Y me pregunto si los invitados lograrán retroceder 60 años en el tiempo: Marissa Tomei lo hizo en los Oscars de 2011, e iba guapísima. Y si Anna volverá a sorprendernos, como el año pasado con su reinterpretacion del punk: "Andrew Bolton –comisario del Met– me dijo que el color del punk es el rosa, así que voy de rosa por Chanel". Ironías, corrigiendo a Karl Lagerfeld: "Piensa en rosa, pero no lo vistas". "Salvo si eres punk", diría Anna.




Y de alfombras rojas y rebeldías es de lo que toca hablar. Los Oscar a la vuelta de la esquina, pero los Golden Globes ya nos han inspirado. Mucho debate entorno a la mejor vestida... Yo no voy a ser menos: EMMA WATSON DE DIOR.

Luciendo pantalones - TELVAEmma Watson - TELVA

Pero, en general... Poco nivel. Como soy la única persona del mundo que no aguanta a Jennifer Lawrence. Eso sí, la que viene pisando fuerte es Lupita Nyong'o: cuando no es de Ralph Lauren en los Globos de Oro (¿no os recuerda, precisamente, al valentino rosa que lució Gwyneth Paltrow el año pasado en la MET?), se planta con un Stella McCartney todo curvas en los Producers Guild Awards.






¡Premio a Kerry Washington por su elegancia Balenciaga a la hora de lucir "tripita"! ¡Hasta hoy!, que se ha marcado una de cropped top de Prada para el que, sinceramente, no es su momento.



Nada mal Emma Roberts, de Lanvin, en los mismos premios. Tal vez me hubiera puesto yo otros pendientes...



ENOUGH! Yo estoy encantada con esta Awards Season, pero volvamos a la tierra. Si se puede, en este submundo que es el de la moda...
Porque te pasas por Givenchy y gritas (de espanto). Yo, al menos. Lo digo abiertamente: no me gustan los diseños de Riccardo Tisci, pero menos aún que haga lo que yo tanto detesto de la moda masculina... Vuelve a los hombres impersonales. ¿Esque no saben "cómo son los hombres"? ¡No todos! Por suerte, Vuitton o Dior conservan algo de "savoir-faire"


Ahora podría escribir una larga lista de los musts del pre-fall, pero ni quiero aburriros, ¡ni tengo tiempo para tanto! ¡Y poco innovo! Desde el mono blanco de Band of Outsiders a Vuitton sin Marc Jacobs, pasando por Chloé, Michael Kors y Sass&Bide. ¿Qué nos espera el próximo otoño?  GRIS vs ESTAMPADOS, ¿no créeis?


ESTAMPADOS he dicho. Y si no, pregunten a CÉLINE. ARTY en la campaña primavera verano.
¡Buenas noches! Mejor no hablar de DIOR (por ahora)