domingo, 6 de octubre de 2013

À BIENTÔT PARIS!

Paris esconde muchos rincones secretos. Siempre lo he dicho... cada día, una nueva sorpresa. Sólo puedes esperar lo inesperado.
En la pasarela parisina, más de lo mismo. Y, por desgracia, eso no siempre es bueno; hay lugar para la decepción. Yo lo sabía antes de enfrentarme a ella, ¿y vosotros? Pero, a fin de cuentas, lo importante ahora es el después. Sensaciones, impresiones, análisis y CONCLUSIONES, allá vamos. 

Tal vez sea cosa mía, pero, dentro de toda esta heterogeneidad, ¿no os ha aparecido una semana de la moda muy colorida? No me refiero a la viveza de los colores, si no a su cantidad (y calidad, por supuesto). Y, salvo contadas excepciones, ¿muy femenina? Recordad: no es del sexy italiano del que debemos hablar, sino del chic francés. París es el único lugar del mundo en el que Stella McCartney apostaría por los vestidos lenceros (en versión underground).


Ya que hemos empezado por el "underground" o, mejor dicho, lo inimitable, lo que nunca te pondrías...  Mentira: ¿leotardos de colores (sobre todo blancos), pailletes, plataformas, flores y animalitos? ¡Yo hubiera vestido a mis barbies, y, si hubiera podido, a mí misma, tal como desfilaban las chicas Miu Miu!
Céline, por su parte, nos vuelve a despistar... y volveremos a copiar. ¡Por muy abstracto que parezca! La moda colegial se impone (y si es a lo 'japo', mejor). Carven, ya os lo he dicho, confirma flores y camuflaje a todo color (con sus abrigos cocoon en versión veraniega). Los últimos grandes vencedores de este estilo: los directores artísticos de Kenzo. Juegan con el mar, y se despiden del mercado comercial (¿quién no va a querer sentirse especial como ellos?). Y todo ello sin despreciar el excelente trabajo de Riccardo Tisci para Givenchy (dejando de lado la polémica) o los ya clásicos como Vivienne Westwood (un peu trop pour moi). Ah, por cierto, la mayoría, nada de tacones.
MIU MIU

CÉLINE
CARVEN

KENZO





Así que, hablando de clásicos... A por los clásicos, clásicos. Mis preferidos.  ¡COLOR, COLOR, COLOR! Cada uno conoce su silueta, su tejido fetiche, su huella dactilar... ¡pero todos le dan al color! Desde el jardín de Raf Simons para Dior, con sus palabras de honor, sus cinturas de avispa y mucha organza, a los mil y un giros que da el Kaiser al tweed en Chanel, impregnando de rosa a sus niñas recién salidas de su clase de arte en el college... Pasando por mi gran favorito de esta ocasión: VALENTINO.Una nueva tribu urbana, ya romántica ya en camisa azul after work: http://www.valentino.com/en/home/. Ah, y para clásicos, y siempre Haute Couture, espectáculo en Jean Paul Gaultier .

DIOR
CHANEL



Y ahora llega mi gran dilema, y mi gran decepción... ¿Dónde encuadro yo a Saint Laurent? Yo estaba hablando de clásicos, y este prêt-à-porter modernoide, lo supera Zadig&Voltaire . Lo siento, Hedi: te apoyé cuando nos sorprendiste con el grunge; hoy echo de menos a Yves Saint Laurent.

Pero, no nos quedemos con mal sabor de boca. Siempre podemos fijarnos en como se hace en Chloé: a lo Stella McCartney, un hipster en crochet o un safari en bermudas por la ciudad, entre el azul y el kaki. O en la sensualidad Nina Ricci, o en los finales de los ochenta y en honor a Karl Lagerfield de parte de Olivier Rousteing con  Balmain,  o en la noche interpretada por Dries Van Noten. Y dirás, Isabel Marant pour H&M ya es agua pasada... ¡Enhorabuena Walenciaga! Y si Fausto Puglisi arrancí bien en Milan, remata en Paris con Emmanuel Ungaro.
CHLOÉ
ISABEL MARANT

UNGARO


Y la despedida: Marc Jacobs, todos sabemos lo que has hecho en Louis Vuitton... ¡y te queremos! http://www.louisvuitton.es/front/#/esp_ES/Colecciones/Mujer/Pret-a-porter/stories/Women-Fashion-Show-SS14