miércoles, 10 de octubre de 2012

INSPIRACIÓN (II): PARÍS

La creatividad y la pasión por la moda, se llevan en la sangre. De eso, no hay duda. Esto no implica superioridad; es simplemente, un cualidad, como cualquier otra. Tampoco significa que uno no pueda educarse en el diseño y el estilismo. Sólo que algunos tienen una predisposición especial para la moda, como otros lo tienen en otros ámbitos.
Pero, ¿y sí chocas con algo que descubre esa cualidad innata y la saca a la luz? Parece que estoy alardeando de "fashionista por naturaleza", pero, así es. Yo descubrí París. O París a mí.
Me enamoré de sus calles; ciudad monumental. Me enamoré de cada arrondissement, y de cada uno en su estilo. Me sentía Amélie paseando por Montmartre, una estrella por los Champs Elyssées. Me sentía en casa. Me enamoré del parisino y de la parisina, y de la moda, del chic francés, del boho, de aquellas elegantes y estilizadas mujeres con sus converse bajo los trajes de chaqueta, subidas a una bici. Vivía en el 16ème, como una princesa.
En París nace mucho de lo que hoy soy, y cada vez que vuelvo, más sorpresas me llevo. Lo conozco como la palma de mi mano, pero siempre quedan rincones por descubrir. Soy madrileña y soy verdaderamente parisina, aunque no haya vivido tanto allí como en España.
Y París es moda. Y yo parte de París. Nueva York, Milan, Londres, todas ciudades maravillosas, pero niguna es París. Y sus pasarelas tampoco. Adentrémonos en la Paris Fashion Week, está más que empollada.

MIS IMPRESCINDIBLES:
1. CHANEL, entre élices.


2. LOUIS VUITTON, le damier de Marc Jacobs.




3. Tras JEAN PAUL GAULTIER, de BALMAIN a GIVENCHY, pasando por BALENCIAGA



4. DIOR, eternidad y novedad gracias a Raf Simons.

5. Solemnidad SAINT-LAURENT, fantasía ELIE SAAB, princesas VALENTINO




6. Mis amigas: CHLOÉ, CELINE, ISABEL MARANT. Y un vistazo a ZADIG&VOLTAIRE.















La elegancia de París en cada detalle. El negro como máximo exponente. Luminosidad, de pronto. Depuración de las formas.

Y un street style como en ninguna otra ciudad. Yo me hubiera apuntado encantada.












No hay comentarios:

Publicar un comentario